El queso se considera como uno de los alimentos más completos, pues a pesar de la escasez de carbohidratos que presenta, contiene calcio, proteínas, grasas, fósforo y buena parte de las vitaminas de la leche fresca, pero en mayor proporción que ésta. Cuando el queso se come con pan, -añadiendo los carbohidratos que le faltan-, constituye un alimento ideal y absolutamente completo. En este caso, sólo carece de la vitamina C. Una alimentación a base de pan, queso y frutas, bastaría para mantener la vida.

En los quesos hay numerosas vitaminas de los grupos A, B, y C. En los quesos hay numerosas vitaminas de los grupos A, B, y C. Los de pasta dura son ricos en calcio y en fósforo en proporciones ideales para una buena alimentación.

Las cualidades dietéticas de los quesos frescos son bien evidentes: son suaves, agradables, refrescantes y muy fáciles de digerir. Para los adolescentes el queso resulta muy beneficioso, tanto por su riqueza en calcio, -indispensable para el crecimiento-, como por su contenido en fósforo, lo que favorece e intensifica la actividad cerebral.

El queso debe formar parte de una alimentación equilibrada, siendo recomendable que todas las personas, independientemente de su edad, consuman una mínima ración de queso a la semana de unos 50 gramos, y mejor si se come a diario. Con leche y tan sólo 125 gramos de queso al día, el niño habrá recibido la mayor parte del calcio y de las proteínas que necesita.

Particularidades y beneficios del queso manchego artesano

 La elaboración del queso manchego artesano se realiza con leche cruda de oveja, es decir, que no ha tenido ningún tipo de pasteurización ni tratamiento térmico, por lo que ofrece al queso un sabor más propio e intenso, debido a que se obtienen así todos los nutrientes de la leche. Durante el proceso de maduración del queso, la microbiología propia de la leche es eliminada de forma natural.

La leche cruda tiene beneficios para la salud, ya que según estudios mejora el sistema inmunológico, y los huesos se hacen más fuertes ya que tiene un efecto positivo en la lucha contra la osteoporosis y otras enfermedades de los huesos.

  • El queso de oveja contiene todos los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.
  • Contiene menos lactosa por lo que las personas intolerantes o con alergia a la leche de vaca generalmente pueden consumir el queso de oveja y están libres de gluten por lo que los celiacos pueden consumirlo.
  • Aporta al cuerpo proteínas, calcio, potasio, magnesio, fósforo, zinc, hierro, vitamina A, vitamina B, vitamina D, vitamina E.
  • Es muy rico en proteínas, por lo que ayuda a formar y recuperar la masa corporal lo que lo hace un alimento perfecto para deportistas o personas que quieran ganar peso de forma saludable.
  • Es una de las principales fuentes de calcio, un mineral fundamental para la salud de los huesos y de los dientes, además la absorción del calcio se ve favorecida por la proteína que contiene el queso.
  • El queso no sólo fortalece nuestros dientes gracias a la gran cantidad de calcio que posee, además reduce la placa bacteriana, estimula la producción de saliva y mantiene nuestra boca limpia de forma natural.
  • Contiene una gran cantidad de ácido fólico, por lo que un alimento imprescindible durante el embarazo y  favorece la producción de leche materna en las mujeres.
  • Disminuye los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Fortalecer el sistema inmunológico, por lo que aumentan nuestras defensas contra las enfermedades.
  • Ayuda a combatir la anemia
  • Es una gran fuente de ácido linoleico conjugado (CLA), relacionado con la prevención de ciertos tipos de cánceres como el de colon.
  • Contiene menos lactosa por lo que las personas intolerantes o con alergia a la leche de vaca generalmente pueden consumir el queso de oveja y están libres de gluten por lo que los celiacos pueden consumirlo
Hay una amplia variedad de quesos de oveja para elegir en el mercado. Hay que animarse a probarlos e incluirlo en nuestra dieta. El queso de oveja es muy rico y saludable.

quesopie